Imprimir

 

 

 

 

 

 

Osvaldo Rivera Riffo
Presidente
Fundación Voz Nacional


La aguja, ya sea en su uso manual o tecnológico, permite realizar una infinidad de productos. Sin duda los trabajos a mano no sólo cobran un valor insuperable, sino que además su belleza es incomparable. Es que ahí está el talento del artesano, la paciencia de muchas personas que encuentran en este oficio de la aguja una expresión de satisfacción y sobre todo la alegría de que su trabajo mañana otra persona lo resalte con la dignidad y respeto que obliga la belleza.

Pero también existe la aguja invisible para tejer y coser el entramado social. Unos usan la aguja del saco papero, que da una puntada burda que solo sirve de una amarra rápida y perecedera, por lo general para el tránsito entre el proveedor y el comprador.

Pareciera ser que esa aguja tosca es la que se está usando en las amarras políticas de la semana recién pasada en la izquierda, ya que otra no la permite el PC.

Al candidato de la izquierda /comunista rápidamente y sobre la marcha le fabricaron con trapos mal hilvanados un traje que diera la sensación de un nuevo hábito, que disfrazara aunque fuese débilmente las ideas matrices que lo impulsan.

Desde hoy, como una débil pastora recorre las calles reuniendo a sus ovejas a quienes con dulces palabras les pide que se olviden, por un momento solamente, por solo tres semanas, de su verdadera naturaleza y lo ayuden a difundir la imagen que hoy proyecta; para que lo ayuden a difundir la buena nueva: que ha llegado el redentor del bien.

Sin embargo esta estrategia es más vieja que el hilo negro, ya que hablamos de agujas.

Al analizar la aplicación práctica de dos de los principios que proclamaron y practicaron Lenin y Trosky, con una eficacia que perdura hasta nuestros días, el primero es afirmar que “la mentira es un arma revolucionaria” que tiene un corolario más descafeinado y muy utilizado por la prensa sectaria” si no puedes negar las malas noticias inventa otras que las distraigan” El segundo principio es, en síntesis, que cuando no puedes derrotar con argumentos a un oponente, destruye a la persona, ataca su motivación, difama su vida o su honor y ,si es posible, procura su exclusión social. Ambos ampliamente aplicados por el Estalinismo y el Nazismo.

Por eso es bueno saber que en este nuevo taller de costura los trapos de diferentes colores son cosidos frenéticamente para tapar, por ejemplo:

-El apoyo tácito y explícito de Boric al Frente Patriótico Manuel Rodríguez, declarándolos héroes de llegar al gobierno.

-Su visita en Paris al asesino de Jaime Guzmán y su beneplácito al recibir emocionado una polera haciendo apología al asesinato de sus enemigos políticos.

- Su voto en contra a la regulación de los fuegos artificiales, elementos ampliamente usados hoy para anunciar la llegada de droga en los sectores de venta y distribución.

-Su voto en contra a la ley de anti saqueos

-Su voto en contra de penalizar el hurto de madera, sobre todo en la macro zona sur.

-Su voto en contra de que las FF.AA. puedan proteger la infraestructura crítica.

-Su voto en contra para penalizar con mayor fuerza el crimen organizado.

-Su voto en contra de la ley de control de armas, con el aumento de las penas asociadas.

-Su agresión a carabineros por controlar el orden público, cuando acompañaba a los delincuentes de la plaza Baquedano.

Y por cierto, tapar que son cuatro las dosis de drogas diarias que debe tomar para mantener estabilidad emocional de su insanable problema de salud.

Ese taller no es más que el taller de un teatro pobre de variedades, donde cualquier trapito sirve para re-crear el vestuario del personaje en esta nueva escena, pero que dentro de su mal hilvanado traje encierra un peligro incalculable para la Nación y la Patria.

No hay que dejarse engañar y tomar conciencia .Pero si todavía les falta convencimiento, pregúntenle a los niños por el cuento del lobo y la Caperucita Roja y verán que la inocencia del niño advierte con mayor fuerza el peligro.

También hay otro taller de costura que se ha especializado esta semana en el conocido y muy de moda desde hace ya muchos años, trabajo de patchwork, que es un método que consiste en la unión de trozos de tejidos para formar una nueva prenda. Naturalmente si la creatividad y el diseño es profesional, se podrá llegar a una prenda exitosa y podrá utilizarse para dar cobijo a una patria entumecida por el miedo y a otros sorprenderlos y sacarlos del adormecimiento e indiferencia

Este taller debe cuidar los colores que conforman su imagen corporativa, ya que por ello fue creíble y no dejarse opacar por costureros de última hora que quieran poner botones relucientes, acordes con la línea del posmodernismo y donde ya hemos visto a algunos correr acarreando trapos colorinches y de mal gusto.

.

Visto: 280